MÁQUINA DE PROCESADO DE ALIMENTOS PERECEDEROS

en Guipúzcoa , PAIS VASCO
El proyecto consiste en una máquina que aprovecha los alimentos perecederos como hortalizas y frutas para, tras un proceso que a continuación se va a explicar, volver a ser reutilizados en procesos de la industria alimentaria o particulares. Es una máquina destinada a colegios, restaurantes, cafeterías y negocios que manipulan y venden alimentos perecederos como fruterías y tiendas de verduras.

PROYECTO COLABORATIVO

Quedan 35 días para apoyarnos

hasta el 9 de enero de 2021

El valor de esta proyecto reside en que se genera una economía circular en torno a un alimento.

Este proyecto genera nuevos ingresos al crear un nuevo producto tras un proceso de reelaboración del alimento. Por lo tanto, es ecológico y eficiente, ya que el producto resultante tiene un nuevo valor en el mercado a partir de un producto sin valor, al aprovecharlo para darle un nuevo uso alimentario.

Consiste en una máquina asociada a una plataforma online. Esta máquina consta de tres partes: zona de secado, zona de triturado y zona de reelaboración de pasta. En la primera zona, un horno, se introducen las hortalizas o frutas (estén cocinadas o no) que están a punto de perderse. Aquí, pasan por un proceso de secado a alta temperatura.

A continuación, pasan por la segunda zona, que consta de una especie de cuchillas como las del molinillo de café que muele el producto resultante una vez secado, y lo convierte en polvo. Con este polvo resultante del alimento seco, surgen dos opciones: OPCIÓN 1: envasar al vacío en bolsas de plástico (como las de té) y puede ser utilizado para a) aderezar otras comidas para realzar el sabor b) sacarlo a la venta para particulares, empresas alimentarias o empresas que comercializan impresoras 3D de alimentación. OPCIÓN 2: continuar con el tercer paso y completar el proceso de la máquina.

En la tercera zona, se introduce junto con los ingredientes necesarios, el polvo resultante del paso anterior. El resultado es una pasta fresca con sabor a diferentes hortalizas. Con esta pasta, una vez seca, se puede, a) reutilizar en otro momento o b) envasarla y venderla.

Considero que es un producto ganador porque, teniendo en cuenta la crisis económica derivada de la pandemia, este proyecto no solo reutiliza alimentos (evitando tirar excedente y por tanto dinero), sino que también genera nuevos ingresos aprovechando la inversión inicial con la compra del alimento 

Lo que le hace diferente es el hecho de generar nuevos ingresos al crear un nuevo producto tras un proceso de reelaboración del alimento. Por lo tanto, es ecológico y eficiente al aprovechar los recursos que había, para darles un nuevo uso alimentario.

El primer perfil de persona usuaria puede ser una persona física o una persona jurídica: esto es, particulares (amas de casa), negocios pequeños de hostelería (bares, restaurantes, tiendas de frutas y verduras…), colegios, o cualquier empresa que dispone de comedor o restaurante, así como todas aquellas empresas o personas que disponen de impresoras 3D de alimentación, o de empresas que las venden: ya que, como las impresoras de papel, que necesitan cartuchos, las empresas fabricantes de impresoras 3 D de alimentos, necesitarán a alguien que les provea de producto (de polvo de alimentos) para que se puedan utilizar, por lo que quien tenga esta máquina puede ofrecerles y venderles la “materia prima” que haga funcionar sus impresoras 3D de alimentos.

Para ello estar en contacto, se crea una plataforma online. Esta plataforma pone en contacto a personas que necesitan deshacerse de productos alimenticios (proveedores) con personas que han adquirido la máquina transformadora de alimentos del reto 2 (productores).Los productores adquieren materia prima gratis de los proveedores, que utilizarán para producir un nuevo producto alimenticio que más tarde venderán a terceros. Los proveedores no pierden dinero porque del producto resultante de los productores, un cuarto de la producción obtenida tras el proceso de reelaboración del producto en la máquina del reto 2 es donado por los productores a los proveedores para que puedan venderlo.

Por cada contacto que se realiza, yo me llevo un euro: medio del productor que se ha apuntado a la plataforma y medio del proveedor.

Necesidades del proyecto

Equipo de ingenieros e  inversores, para crear el prototipo y, una vez creado, un equipo de publicistas para dar a conocer el producto y poder venderlo.


Ayúdanos a difundir el proyecto compartiéndolo en tus redes sociales

¡¡Gracias!!

Aún no tenemos aportantes en el Proyecto.

Empieza apoyando el Proyecto con una aportación

Por ahora no hay ninguna novedad publicada.